Comunicados-de-prensa

DBRS Inicia la Cobertura de Nacional Financiera, S.N.C. en A(low) y AAA.MX, Tendencia Estable

Bloomberg: DBRS Califica Nacional Financiera en A(low) y AAA.MX, Estable
Grupo de Industria: Instituciones Financieras
Sub-Industria: Bancos y Fideicomisos
Región: Canadá
 
DBRS Limited (DBRS) inicia el día de hoy a la cobertura de las calificaciones de Nacional Financiera S.N.C. (Nafin o el Banco), ha asignado calificaciones en escala global de A(low) al riesgo emisor (Issuer Rating) y a la deuda senior en moneda local (Senior Debt Local Currency), calificación en escala global de BBB(high) a la deuda senior en moneda extranjera (Senior Debt Foreign Currency), calificación R-1(low) en escala global a los instrumentos de deuda corto plazo en moneda local (Short-Term Instrument Local Currecy) y calificación R-1(low) en escala global a los instrumentos de deuda de corto plazo en moneda extranjera (Short-Term Instrument Foreign Currency). Adicionalmente, DBRS ha asignado calificación AAA.MX en escala local al riesgo emisor y calificación a los instrumentos de deuda de corto plazo en escala local de R-1(alto).MX. La tendencia para todas las calificaciones es Estable. La Evaluación de Soporte (Support Assessment) es SA1 lo que refleja la expectativa de DBRS de soporte oportuno por parte del gobierno federal de los Estados Unidos Mexicanos (calificación A(low) con una tendencia Estable por DBRS) en virtud de su propiedad y control sobre Nafin.
 
Las calificaciones están alineadas a las calificaciones soberanas de los Estados Unidos Mexicanos, reflejando el hecho que Nafin es propiedad absoluta del Gobierno Federal, es controlado por el mismo y actúa como agente del estado para propósitos de política pública. Adicionalmente, DBRS considera alta la probabilidad de que el Gobierno Federal brinde soporte a Nafin. El banco es sujeto de una ley orgánica (Ley Orgánica de Nacional Financiera) que establece que el Gobierno Federal Mexicano será responsable en todo tiempo de las operaciones que celebre el Banco con personas físicas y morales Mexicanas así como aquellas operaciones que celebre Nafin con instituciones extranjeras de carácter privado, gubernamental e intergubernamental (Bajo el artículo 10 de la Ley Orgánica de Nafin en soporte gubernamental no se extiende a operaciones celebradas con personas físicas extranjeras.) Así mismo, para propósitos de la Ley Federal de Deuda Publica, la deuda pública se compone de las obligaciones directas o contingentes derivadas de financiamientos y asumidas por, entre otros, instituciones de la banca de desarrollo. En consecuencia, la deuda emitida por Nafin es deuda pública para todos los propósitos administrativos y legales. Por lo tanto, DBRS considera el soporte explícito del gobierno Mexicano en términos de obligaciones, liquidez y capital. Adicionalmente, Nafin trata directamente con corporativos y otras instituciones financieras y en consecuencia no está expuesto al riesgo crédito minorista.
 
En opinión de DBRS estos factores son moderados por los cambios en el consejo directivo al cambio de periodo presidencial, que en México ocurre cada seis años. Más aun, los objetivos de inversión se determinan por la política gubernamental y pueden exponer a Nafin a riesgos en ciertos sectores prioritarios, como el energético.
 
Nafin, que es uno de los bancos de desarrollo más grandes en el país, es propiedad absoluta del gobierno Mexicano y controlado por el mismo. El Banco se estableció en 1934, para proveer financiamiento a empresas grandes y proyectos estratégicos en el sector industrial de México. En 1989, Nafin comenzó a ofrecer una variedad de productos y sus actividades se expandieron para cubrir los sectores industrial, comercial y de servicios. Con MXN504 mil millones en activos al 31 de diciembre de 2016, el objetivo primario de Nafin es promover el desarrollo económico en México, primordialmente mediante el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME). Esto se lleva a cabo otrogando créditos de segundo piso a otras instituciones financieras que a su vez le prestan al sector privado MIPYME a lo largo del país. Adicionalmente, el Banco ofrece creditos de primer piso a prestatarios corporativos involucrados en el desarrollo de proyectos específicos de alto impacto y prioritarios para el desarrollo del pais, típicamente en energía renovable.
 
Nafin goza de ingresos estables tanto por intereses como por comisiones. El ingreso neto por intereses, que sumó MXN4.7 miles de millones en 2016, representa 70% de los ingresos totales. Esta porporcion ha crecido desde aproximadamente 36% en 2011 a medida que el banco ha incrementado agresivamente sus activos crediticios de primer y segundo piso. Los ingresos netos por comisiones y tarifas, el cual crecio 5% en 2016 a MXN2.5 miles de millones, se deriva principalmente de las garantías de Nafin a créditos originados por prestamistas comerciales terceras partes a MIPYMES que típicamente cubren hasta 50% del monto de principal del crédito. Se cobra una tarifa por estas garantías y las perdidas se cubren con los fondos disponibles en un fideicomiso fondeado principalmente por la Secretaria de Economia y la Secretaria de Hacienda y Credito Publico y del cual Nafin es fiduciario. Gracias al modelo operativo con un número limitado de sucursales (branches) Nafin goza de una buena razón de eficiencia, igual a 48%.
 
La cartera de crédito casi se ha duplicado en comparación con 2012, totaliza MXN 212 miles de millones en 2016, los créditos de segundo piso representan 70% de la cartera. Para esta cartera, los intermediarios financieros con los que Nafin colabora aprueban directamente cada solicitud de crédito, siendo el intermediario quien en última instancia carga con el riesgo crediticio del acreditado. En cuanto a los créditos de primer piso, cerca del 60% de la cartera está relacionada con acreditados corporativos y el saldo ha sido dirigido a fondear el financiamiento de proyectos a lo largo de México. La cartera vencida ha sido baja históricamente. En 2016 la cartera vencida fue de 1.02% de los créditos brutos. La cartera creditica está bien provisionada, las reservas totalizan 259% de la cartera vencida. El Banco es regulado fuertemente y supervisado por varias secretarías y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Nafin es administrado por un consejo directivo compuesto de once miembros, de los cuales seis son representantes del gobierno Mexicano.
 
La principal fuente de fondeo de Nafin son los recursos que obtiene del mercado de dinero. Al 31 de diciembre de 2016, el Banco tenia MXN143.5 miles de millones en depósitos, la mayoría de los cuales tenía un plazo menor a 1 año. El Banco ha disminuido gradualmente la proporción de fondeo por depósitos en favor de bonos con vencimientos más largos. En noviembre de 2013, Nafin implementó una nueva estrategia de capitalización enfocada en captar capital en pesos con vencimientos de mediano y largo plazo, que se concentró en la emisión de varias series de Certificados Bursátiles (Cebures) a través de un mecanismo de subasta sindicada en el mercado Mexicano. A finales de 2016, existía en circulación un saldo de MXN49 mil millones en Cebures con varios vencimientos. Nafin también captó USD 500 millones a través de un Bono Verde (Green Bond) en 2015, cuyos fondos recaudados se destinaron a proyectos de infraestructura y energía renovable. Adicionalmente, Nafin tiene acceso a créditos directos de organismos multilaterales y bancos de desarrollo internacionales, así como acceso a liquidez a través de varias líneas con Banco de México.
 
Nafin es sujeto de los requerimientos de Basilea III. La CNBV requiere una razón de capital mínima de 8%. Al 31 de diciembre de 2016, la razón de capital equivalió a 13.26% en una base total estándar (all-in standarized basis). De acuerdo con la Ley del Impuesto Sobre la Renta, Nafin debe pagar al gobierno Mexicano una contribución (aprovechamiento). La Secretaria de Hacienda y Crédito Publico calcula tal impuesto especial; Nafin no tiene control sobre el monto del pago. Tal desembolso, que fue de MXN 800 millones en 2016, se considera parte de los gastos operativos y como tales se deducen antes de calcular el ingreso neto.
 
IMPULSORES DE LA CALIFICACION
Presión positiva a la calificación estaría probablemente ligada a una mejora en la calificación soberana de los Estados Unidos Mexicanos. Alternativamente, una disminución en las calificaciones soberanas probablemente tendría un efecto negativo en las calificaciones de Nafin.
 
Adicionalmente, cualquier indicio de una reducción en el soporte del Gobierno Federal Mexicano podría afectar la evaluación de soporte de DBRS y potencialmente tener un impacto negativo en las calificaciones del Banco.
 
 
Notas:
Todas las cifras están en pesos Mexicanos a menos que se mencione lo contrario
 
Las revelaciones regulatorias de acuerdo con la National Instrument 25-101 Designated Rating Organizations se incorporan a la presente por referencia y pueden encontrarse haciendo clic en el enlace a la derecha bajo Related Reserch o contactándonos en info@dbrs.com.
 
Las principales metodologías son Metodología Global de Calificación de Bancos y Organizaciones Bancarias (Octubre de 2016) y Criterios de DBRS evaluaciones de apoyo para los bancos y organizaciones bancarias (Octubre 2016), las cuales pueden encontrarse en dbrs.mx bajo Metodologías.
 
Analista Líder: Maria-Gabriella Khoury, Vice Presidente – Global FIG
 
Presidente del Comité de Calificación: Roger Lister, Managing Director, Chief Credit Officer, Global FIG & Sovereign Ratings
 
La entidad calificada o sus entidades relacionadas participaron en el proceso de calificación. DBRS tuvo acceso a las cuentas y otra documentación interna relevante de la entidad calificada o sus entidades relacionadas.
 
Para mayor información sobre esta calificación o la industria, visite www.dbrs.com.
 
Contactos
Name: Maria-Gabriella Khoury, CFA
Title: Vice President, Global Financial Institutions Group
Phone number: + 1 (416) 597 7561
E-mail: mkhoury@dbrs.com
 
Name: Michael Heydt
Title: Vice President, Global Sovereign Ratings
Phone number: + 1 (212) 806 3210
E-mail: mheydt@dbrs.com
 
Las calificaciones señaladas fueron solicitadas por el emisor o en su nombre, por lo cual DBRS Ratings México, Institución Calificadora de Valores, S.A. de C.V. (“DBRS Ratings México”) ha recibido los honorarios correspondientes por la prestación de sus servicios.
 
La información financiera de la Institución corresponde al perido del 2011 al 31 de diciembre de 2016.
 
La información utilizada para el análisis de esta calificación fue proporcionada por Nacional Financiera u obtenida de fuentes de información pública, incluyendo los estados financieros auditados, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 entre otros documentos. El proceso de calificación también puede incluir información de otras fuentes externas, tales como análisis sectoriales y regulatorios para el emisor.
 
Para mayor información de las emisiones de Nacional Financiera, así como para conocer el significado de la calificación otorgada, los procedimientos para dar seguimiento a la calificación, la periodicidad de las revisiones y los criterios para el retiro de la calificación, se pueden visitar las páginas de internet: www.dbrs.com y www.dbrs.mx.
 
La estructura y proceso de votación de los comités y de calificación, se encuentran en el documento denominado “Política de Revelación”, el cual puede ser consultado en la página www.dbrs.com.
 
En el caso de que el valor se pudiera modificar en el transcurso del tiempo, la calificación podría modificarse a la alza o a la baja, sin que ello implique responsabilidad para DBRS Ratings México.
 
Las calificaciones señaladas constituyen una opinión relativa a la calidad de la emisión, sin que ello constituya una recomendación de compra, venta o mantenimiento de cualquier instrumento colocado en el Mercado de Valores.
 
La información y las cifras utilizadas para la determinación de la calificación otorgada, no son de forma alguna auditadas por DBRS Ratings México, por lo que su veracidad y autenticidad son responsabilidad de la emisora o de las fuentes que las emiten.